Perder el miedo a las emociones

Perder el miedo a las emociones

Aprender a dejarse fluir emocionalmente supone estar un paso más cerca del bienestar y la salud y, por tanto, de la tan ansiada felicidad. Síntomas físicos como dolores, alteraciones del sueño, mareos, o determinadas enfermedades, como la depresión, pueden ser indicativo de emociones reprimidas o gestionadas inadecuadamente.

El camino hacia la Inteligencia Emocional

Todo lo que hacemos o decimos, desde lo más inocente a lo más intencionado, es el resultado de la combinación de la razón y la emoción. De ahí que no solo sea interesante conocer cómo se estructura el pensamiento, sino que también sea recomendable conocer qué son, cómo se forman y qué función tienen las emociones para iniciar un proceso de autoconocimiento emocional que, con la ayuda de técnicas de control emocional, como por ejemplo, Mindfulness o Neurofeedback, conduzca a sacarle el mayor partido a las emociones.

No es hasta principios del siglo XX cuando se empieza a superar la dicotomía que la filosofía y la investigación desarrollada hasta ese momento, habían establecido entre la cognición y la emoción, y que concluía enfatizando la supremacía de la razón para la consecución de una sociedad civilizada al entender las emociones como un lastre para una adecuada actividad mental.

Esta distinción caló tan profundamente en la cultura y la educación que las consecuencias llegan hasta la actualidad, y pueden observarse casi en cada uno de nosotros. A veces nos cuesta identificar qué sentimos en un determinado momento, ponerle un nombre a ese sentimiento o emoción, localizarla en el cuerpo, entender su significado, saber cómo repercute en nuestro estado físico, comportamiento y pensamiento, y nos cuesta expresarla.

Estas carencias no solo afectan a la persona que las sufre. En la medida en que no es capaz de conocer y gestionar sus emociones, tampoco será capaz de interpretar las emociones de los demás, condicionando sus relaciones personales, sociales y laborales.

Por tanto, la inteligencia emocional es el uso inteligente de las emociones propias y ajenas para guiar la conducta de cada uno en el camino hacia el bienestar.

Desequilibrio emocional y enfermedad mental

Las emociones son uno de los pilares del aprendizaje, pero son, también, avisos que pueden conducir a las personas por un camino constructivo o destructivo según su gestión.

Felicidad, ira, miedo, sorpresa, tristeza, amor, son emociones que pueden llevar a actuar por impulsos y de forma inadecuada y desproporcionada sino son escuchadas y atendidas adecuadamente. Incluso pueden limitar o paralizar el desarrollo de la persona y traducirse en síntomas físicos o enfermedades.

Cuando no existe autocontrol y equilibrio emocional pueden aparecer trastornos de personalidad, agresividad, ansiedad, depresión, miedos paralizantes, fobias, preocupaciones constantes, trastornos alimentarios…

Desde MIMAPA – Centro de Psiquiatría y Psicología, entendemos que las alteraciones provocadas por desequilibrios emocionales deben ser tratadas por psiquiatras y psicólogos con la combinación de diversas terapias para, entre otros objetivos, incentivar al paciente y guiarlo hacia el autoconocimiento y la autoregulación de sus emociones, fomentando el desarrollo de su inteligencia emocional. Para ello, psiquiatras y psicólogos diseñamos estrategias específicas y programas de entrenamiento personalizados.

Autoconocimiento y autocontrol de las emociones. Mindfulness y Neurofeedback

Dado que las emociones son reacciones a lo que sucede alrededor cuya intensidad depende de un análisis subjetivo, que al mismo tiempo está determinado por conocimientos previos, experiencias, objetivos personales, creencias… el proceso de autoconocimiento requiere de un trabajo analítico concienzudo, de tiempo, implicación y esfuerzo.
Un análisis que debe comenzar por plantearse cuestiones como:

  • ¿Qué quiero?
  • ¿Qué siento ahora mismo, cómo estoy actuando?
  • ¿Qué valoración estoy haciendo de lo que está sucediendo?
  • ¿Qué pensamientos y contextos provocan una determinada emoción y que ésta se intensifique?
  • ¿Qué tendría que hacer para que la emoción no fuera molesta o paralizante?

Y que debe continuar replanteándose juicios, objetivos, creencias…

Son dos pasos imprescindibles para el autoconocimiento y autocontrol emocional, y que requieren activar el oído y la conciencia emocional para descubrir el murmullo de las emociones, algo a lo que no estamos acostumbrados.

En MIMAPA – Centro de Psiquiatría y Psicología, este trabajo en terapia verbal se combina con programas de neuroterapia como Mindfulness y Neurofeedback. Gracias a la neuroterapia es posible estimular de forma no invasiva las redes neuronales que devuelven al cerebro la capacidad de autorregularse y autoorganizarse.

  • Neurofeedback,  permite registrar la actividad eléctrica del cerebro y “entrenarla” para facilitar una mejor autorregulación, especialmente en el ámbito de la atención y de la emoción.
  • Mindfulness o práctica de atención plena: ayuda a encontrar el equilibrio y crear las condiciones necesarias para calmar la mente y ver con claridad la realidad que nos rodea y solucionar los problemas que antes éramos incapaces de resolver. También nos permite transformar las emociones y liberar la energía estancada.

En todo este proceso hay que dejar al margen el miedo a las emociones y los sentimientos. El miedo a expresarlos por creer que son un indicativo de debilidad y que eso cause rechazo. El miedo a que decir lo que nos ocurre genere enfado o hiera a otra persona. Pero también hay que aparcar el dar por sentado que los demás ya conocen cómo nos sentimos o pensar que decirlo no cambiará las cosas. Y aunque eso puede ocurrir, lo único cierto es que el desconocimiento de las propias emociones, el miedo a hacerlas visibles o reprimirlas, es una buena forma de minar la autoestima y abrir la puerta a enfermedades mentales al dar prioridad a los demás frente a uno mismo. No sin consecuencias.

Un comentario
  1. Me parece super interesante lo que estoy viviendo en el centro. Respeto y admiro como trabajan. Para mi es un aprendizage muy importante y estoy convencida de que es la mejor medicina para la mente y el cuerpo. Gracias por estar ahí y brindarme la posibilidad de seguir creciendo como persona y superar ciertas cosas. Un saludo.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *